10 puntos para la ¿convenientemente apartada? reforma del sistema de justicia

0
473

 

Por: Instituto de Defensa Legal

 

Hace unas semanas el Instituto de Defensa Legal – IDL y la Universidad Antonio Ruiz de Montoya realizaron un evento de dos días, en la que participaron diversas autoridades del sistema de justicia, sociedad civil y periodistas de investigación. El tema: la reforma del sistema de justicia y los retos que le pone un caso como Lava Jato.

La reforma del sistema de justicia, a pesar de ser un tema bastante “maltratado” por los gobiernos y autoridades que no han avanzado como se esperaba con ella (salvo contadas excepciones y propuestas puntuales que se concretaron), sigue siendo un pedido desesperado. Y es que el acceso a la justicia depende de ello. Ahora más, cuando se están viendo casos de la megacorrupción empresarial (Lava Jato).

La reforma del sistema de justicia es clave, por ello, fue alentador que la asistencia al evento fuera masiva. Sin cambios estructurales ni urgentes, la defensa de los derechos de todos así como el control del poder económico y político, como fines del sistema de justicia, no serán posibles. Y eso lo sabía muy bien Vladimiro Montesinos Torres, quien fue testigo de la reforma que se llevó en la época del fujimorato. No por nada en 1997, sentado a los congresistas oficiales de entonces, señaló que era conveniente postergar dicha reforma “hasta las calendas griegas” (ver video). Un hecho que revelaría que el fujimorismo de hoy tampoco es hincha de esta reforma, es que en su plan de gobierno para las elecciones del 2016, Keiko Fujimori no haya dado en el clavo con ella, más aún en el respeto de la independencia judicial.

Actualmente, un intento para la reforma es el Acuerdo Nacional por la Justicia. Lamentablemente, esta instancia no está dando los resultados esperados (como intentos previos).

A continuación, compartimos las presentaciones expuestas por algunos ponentes del evento para que pueda usted conocerlas (Dr. Luis Pásara, Dr. Eduardo Vega, Dra. Susana Castañeda), así como la grabación de ambos días (día 1, día 2) donde podrá visualizar las participaciones de los invitados e invitadas. Y a su vez, reagrupamos las 10 pautas que las y los expositores entregaron como ideas clave para avanzar hacia una reforma real, la que también debe responder al caso más paradigmático de corrupción que agrupa a 4 ex presidentes: Alberto Fujimori (condenado por delitos de graves violaciones a los derechos humanos y corrupción), Alejandro Toledo, Alan García y Ollanta Humala.

 

  1. No todo es presupuesto.
  2. No todo es solo tecnología.
  3. No todo es solo capacitación de magistrados.
  4. Un gran problema sigue siendo la falta de celeridad de los procesos.
  5. Para luchar contra la corrupción es importante tener al mando de la investigación y de los procesos a operadores del derecho confiables. Es decir, importa mucho la honestidad y trayectoria de los jueces, juezas y fiscales; lo que sigue siendo un reto. No basta con que sean titulares o nombrados por el Consejo Nacional de la Magistratura, una institución también que tiene que ser reformada desde la médula.
  6. Es necesario una justicia que la ciudadana y el ciudadano entienda (claridad de las decisiones, no solo las que resuelven los casos).
  7. Un gran problema son los abogados: su calidad, su compromiso con las causas que patrocinan, la cobertura de los abogados de oficio, entre otros.
  8. Caso Lava Jato: si no hay estrategia judicial y fiscal, si no hay un grupo de magistrados fortalecido y especializado, si se deja solo que las confesiones de Barata u otros delatores sean las que señalen el rumbo de las investigaciones, no avanzaremos.
  9. El Tribunal Constitucional ha señalado como un bien jurídico a la lucha contra la corrupción. Esto responde a todos los operadores: fiscales, y también jueces (lo que no se contradice con la independencia e imparcialidad). No es neutralidad: es el deber de sancionar la corrupción respetando sin duda el debido proceso y los derechos de todas las partes.

Es importante la transparencia de la investigación, que la gente conozca qué se avanza y por qué. Ello promueve la confianza y el apoyo ciudadana a la actuación del sistema de justicia (tal cual como se ha demostrado en Brasil).

(Foto: IDL)

Dejar una respuesta