En medio de la grave crisis política toca proteger y vigilar el sistema de justicia

0
812

Ante los videos publicitados el día de ayer, en los que se identifican los intercambios de ejecución de obras con fondos del presupuesto público por votos en contra de la vacancia del presidente Pedro Pablo Kuczynski, y otros serios actos de corrupción; Justicia Viva – IDL debe señalar lo siguiente:

  1. Al Ministerio Público le corresponde investigar inmediatamente estos ilícitos que involucran directamente a congresistas de la República, e indirectamente a ministros y al propio Presidente de la República. Debe evaluarse incluso si se configura el estado de “flagrancia” de los mismos, y proceder con la vía constitucional a fin de poner coto a estos graves hechos que viola el Estado de Derecho.
  1. Frente a esta grave crisis de gobierno urge que la Procuraduría, pero sobre todo el Ministerio Público y el Poder Judicial, sean resguardados y fiscalizados. En los últimos meses hemos sido testigos de la violación a las investigaciones fiscales y su independencia (allanamiento de los locales de Fuerza Popular), serios intentos de descabezamiento de instituciones (Tribunal Constitucional, Ministerio Público), amenazas al Ministerio Público, reglaje a los fiscales en las diligencias en Brasil, entre otros. Las pocas autoridades democráticas deben resguardar y fortalecer la independencia de los jueces y fiscales que están investigando Lava Jato, el caso de corrupción cuyo encubrimiento ha sido parte del motor de la actual crisis de gobierno.
  1. No cabe la menor duda que el sistema de justicia va a ser sometido a un escenario de particular presión privada y político partidaria, por lo que urge desde la sociedad civil fortalecer y defender la independencia interna y externa del sistema y de los magistrados a cargo de los casos. En ese escenario, estamos llamados a la denuncia de cualquier tipo de conflicto de interés y presión indebida y tener en cuenta los siguientes momentos de gobierno judicial y fiscal en el presente año: la elección del vicepresidente del Consejo Nacional de la Magistratura (aun sin consenso), el término del periodo del actual Fiscal de la Nación que no sin críticas es el fiscal supremo que ha garantizado un avance en las investigaciones (mayo-junio), la posible elección de jueces titulares del sistema que llevará los casos de Lava Jato en manos de un Consejo Nacional de la Magistratura bastante deslegitimado, y la elección de un nuevo Presidente del Poder Judicial (diciembre). Estas elecciones deben recaer en personas que aseguren la apariencia de la independencia e imparcialidad del sistema, así como estar exentos de cualquier tipo de cuestionamiento.
  1. El Estado no puede solo presentar propuestas de carácter normativo e institucional. Es momento de privilegiar las reformas que corten efectivamente las redes de corrupción y de intereses privados, que levanten la valla a los perfiles de las autoridades públicas; pero sobre todo, que las inconductas funcionales de los funcionarios del sistema de justicia no queden impunes. Existen diversos casos aún sin fiscalizar, a pesar de la evidencia y a pesar de que es la impunidad una de las principales causas que alimentan los círculos de la corrupción.
  1. La reforma del sistema de justicia en el Congreso no puede servir como oportunidad para vulnerar la autonomía e independencia de sus instituciones. Desde la sociedad civil estaremos alerta a los cambios que se propongan en el Congreso y desde las instituciones del propio sistema.

 

(Foto: Letraslibres.com)

Dejar una respuesta