Justicia Viva-IDL advierte grave retroceso en la reforma constitucional del CNM y violación a su independencia y autonomía

0
499

La Comisión de Constitución y Reglamento del Congreso de la República tiene previsto evaluar el predictamen sobre la reforma constitucional de las funciones y composición del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) (artículos 154, 155 y 156 de la Constitución), en base a 8 proyectos de ley[1]. Al respecto, Justicia Viva-IDL debe señalar y prevenir de lo siguiente:

  1. El pre-dictamen vulnera la independencia y la autonomía que un órgano constitucional como el CNM debe tener respecto de otros poderes del Estado. La representación de los jueces y los fiscales no puede recaer en un magistrado en ejercicio, como se desprende de la fórmula final propuesta. El CNM nombra, evalúa y destituye a magistrados, por lo que para resguardar su autonomía respecto del Poder Judicial y el Ministerio Público, el representante de los magistrados debiera ser un ex magistrado, como bien indica la Ley Orgánica del CNM (no pueden postular al cargo sin tener como mínimo seis meses fuera de la función).
  1. La propuesta convierte a este órgano constitucional en uno integrado exclusivamente por abogados, eliminando la participación de otros profesionales de la sociedad civil. Urge la reforma y el debate sobre quiénes y cómo deben ser elegidos como consejeros del CNM, pero se cae en el estereotipo de creer que debe estar integrado solo por profesionales del derecho cuando, por ejemplo, los abogados también han incurrido en diversos conflictos de interés. Por ejemplo, el caso del ex consejero Vladimir Paz de la Barra (caso “La Centralita”), la inconducta funcional del ex consejero Máximo Herrera Bonilla (caso “La Cúpula”), o el del actual consejero Guido Aguila Grados (caso “EGACAL” y “Héctor Becerril”). En su lugar, la propuesta deja de lado los verdaderos problemas de fondo: la falta de transparencia y plazos razonables en la elección, mejores antecedentes éticos y profesionales para acceder a la función, la prevención de conflicto de interés, ausencia de rendición de cuentas, entre otros.
  1. La propuesta pierde la oportunidad de estipular claramente los requisitos mínimos del perfil de consejero del CNM, lo que urge, a la luz de los cuestionamientos sobre: (i) los conflictos de interés, que se han dado más respecto de los consejeros abogados, y (ii) las presuntas redes de corrupción. Se limita a lo señalado en la Constitución sobre magistrados supremos (ser peruano de nacimiento, mayor de 45 años, ciudadano en ejercicio) y la actual ley orgánica del CNM, además de no tener en cuenta en la equiparación con el régimen de los jueces las prohibiciones de éstos y los requisitos para acceder a la carrera judicial (ley Nº 29277). Es imprescindible que, a la luz de la experiencia peruana, se estipule como requisito la “garantía de la apariencia de la independencia e imparcialidad” y la “prevención de conflictos de interés”.
  1. Se propone que la elección de los consejeros provenientes del Poder Judicial y del Ministerio Público sea por votación universal, secreta y libre. Este tipo de elección ya se lleva a cabo para el consejero proveniente del Colegio de Abogados y ha presentado serios problemas que no garantizan (como ha sido el caso de los dos últimos representantes elegidos) la idoneidad para el cargo. Por eso debe evaluarse esta propuesta y, en todo caso, asegurar que la fórmula constitucional remita a los controles que deben ser desarrollados en la ley que, por la relevancia del caso, debieran ser previamente debatidos y aprobados (control de aportantes a las campañas, publicidad del grupo impulsor, control de conflictos de interés, entre otros). De lo contrario, esta nueva forma de elección creará sinergias y dinámicas internas de riesgo en el Poder Judicial y el Ministerio Público que violentarán la independencia interna del sistema de justicia creando un problema mayor.
  1. La reforma constitucional del CNM es clave pero, más allá del mejorado sistema de elección de las universidades, aún carece de otros aportes importantes como las cláusulas de paridad en su composición. Todo lo anterior hace que la propuesta existente no aporte tal como está a la solución de los problemas centrales de la elección de los consejeros, siendo inidónea e incluso peligrosa.
  1. Urge señalar que la reforma del CNM no solo es normativa ni solo constitucional. Actualmente hay serios problemas y presuntas inconductas funcionales de algunos de sus miembros, siendo el más cuestionado el consejero Guido Aguila quien ha ejercido como electo presidente de la institución en dos oportunidades, sobre quien pesa además la corroboración de la injerencia político partidaria en la institución que hace unos días presidía. El Congreso de la República así como el propio CNM no pueden dejar de fiscalizar e investigar estos serios hechos; de lo contrario en este escenario las reformas normativas solo representarán la impunidad ante la falta de acción y fiscalización.

(Foto: La República)

[1] Proyectos de Ley 955/2016-CR, 1720/2017- PE, 1786/2017-CR, 1847/2017-CR, 1895/2017-CR, 1902/2017-CR, 1930/2017-CR y 1960/2017-CR.

Dejar una respuesta