La selección de personal por PPK*

0
1118

Por: Ernesto de la Jara Basombrío

Lo primero que generó expectativas frente a este gobierno, fue la calidad de la gente con que lle­gó y que fue reclutando. Con PPK se puede dis­crepar políticamente, pero es innegable su altí­simo nivel y experiencia profesional. Un buen número de sus congresistas son de lujo. Casi todos los minis­tros convocados dieron más que la talla.

Así se partió, pero ahora hay mucha desconfianza por a quienes habrá nombrado PPK y a quienes nombrará.

Todo comenzó con Moreno. No hay nada para creer que haya habido complicidad, pero digamos que la paloma que se le pasó al cazador tiene tamaño de buitre. Luego han seguido los cuestionamientos frente a algunos viceminis­tros y ahora hay problemas con el ministro de Agricultura. Los desatinos en el Ministerio de Justicia vienen siendo mayúsculos. ¿Cómo poner a Guido Águila en el Acuer­do Nacional, para que nos diga cómo mejorará el CNM, cuando él no debería estar en el CNM? Increíble el nombra­miento de Gerardo Eto, y no solo por la denuncia de la Fis­calía contra él, sino porque su nombre está asociado al peor Tribunal Constitucional que hemos tenido.

Pero el premio mayor se lo lleva Jalilie. Si ocupaba un cargo o no, quedará en la nebulosa, pero el solo hecho de convocarlo es grave. Su participación en la entrega de los 15 millones de dólares a Montesinos quedó demostrada, y se le indultó, cuando más bien debió enfrentar otros pro­cesos. Gilbert Violeta: es incomprensible que a más de­nuncias contra él, más cerca esté de PPK.

Y a la lista se le podría sumar los varios nombramien­tos con los que se ha contribuido o frente a los que no se hizo cuestión de Estado como correspondía: defensor del Pueblo, SUNAT, BCR y esperamos que no se tenga que agregar pronto a un miembro del Tribunal Constitucio­nal. Ojalá que se retome el rumbo.

* Artículo publicado en: Exitosa

Dejar una respuesta