Pronunciamiento de la Facultad de Derecho PUCP sobre necesaria reforma del CNM

0
119
Lima,25 de febrero 2009 Facultad de Derecho

 

La Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) considera necesario pronunciarse públicamente sobre el actual debate en torno de la reforma del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM).

  1. El CNM es un órgano constitucional autónomo de vital importancia para el buen funcionamiento del sistema de justicia en nuestro país, pues tiene el encargo constitucional de la designación, evaluación, ratificación y eventual destitución de todos los jueces y fiscales a nivel nacional, incluyendo a los magistrados supremos. Vale decir, es una pieza clave para garantizar la idoneidad, independencia e imparcialidad de los jueces, juezas y fiscales.
  2. Por tal motivo y considerando los serios y graves cuestionamientos que sobre esta institución se han formulado en los últimos años –que van desde inconductas funcionales de algunos consejeros del CNM hasta gruesas incompatibilidades para asumir dicho cargo– la reforma constitucional y legal del CNM es una tarea pendiente y urgente. Un órgano tan importante para la justicia no puede ser objeto de tantos cuestionamientos por parte de sectores públicos y privados. Hay un extendido consenso en torno de su inaplazable reforma.
  3. Sin embargo, el Proyecto de reforma constitucional que el Presidente Constitucional de la República ha presentado al Parlamento nacional el pasado 28 de Julio, no solucionaría los graves problemas por los que atraviesa el CNM. El referido proyecto pretende, en síntesis, retornar al modelo político partidario de designación, evaluación, ratificación y eventual destitución de jueces, juezas y fiscales que estuvo vigente durante toda nuestra historia republicana hasta la Constitución de 1979, y que perpetuó el sometimiento de jueces y fiscales a los partidos políticos.
  4. Precisamente la Constitución de 1993 buscó abandonar ese modelo político partidario y consagrar un tipo de CNM con mayoritaria presencia de la sociedad civil, con la intención de que jueces, juezas y fiscales no estén más sometidos políticamente sino que su designación y continuidad en el cargo dependan de sus méritos profesionales y éticos. Por tal razón, este nuevo formato es conocido como modelo meritocrático.
  5. Sin embargo, en dos décadas de funcionamiento este modelo ha acusado serios problemas, razón por la cual se hace necesario reformarlo. Esto no significa retornar al modelo político partidario, sino que se requiere elevar los requisitos para acceder al cargo de consejero(a) del CNM y mantener la participación de la sociedad civil pero con mayor rendición de cuentas; en otras palabras, profundizar y perfeccionar el modelo meritocrático vigente.
  6. La propuesta anterior y otras alternativas fueron objeto de una seria reflexión académica por parte de un grupo de profesores de nuestra Facultad de Derecho PUCP, que conformaron una Comisión presidida por el profesor Baldo Kresalja y que, en el año 2014, hizo público un documento sobre el particular, que puede ser consultado en el siguiente enlace: http://facultad.pucp.edu.pe/derecho/wp-content/uploads/2017/08/SELECCION-NOMBRAMIENTO.pdf
  7. Finalmente, queremos exhortar a los congresistas a que no solo reflexionen y debatan en torno de esta necesaria reforma constitucional del CNM, sino que lo hagan en el marco de la cada vez más necesaria y perentoria reforma integral del sistema de justicia.

Pando, 31 de agosto del 2017

 

Dejar una respuesta