La independencia judicial está relacionada de forma directa con la lucha contra la corrupción. Partimos de la idea de que una judicatura independiente es aquella que no se deja influenciar al momento de emitir sus decisiones, sea por factores externos como grupos de poder político, mediático o económico, o bien por factores internos como por ejemplo, el particular modo del magistrado, de comprender ciertos aspectos de su realidad inmediata.

Aquí encontrará material que ayuda a profundizar en estas dos dimensiones de la independencia judicial: la que obedece a factores externos e internos, así como textos relacionados al análisis de la corrupción en el sistema de administración de justicia, desde enfoques que van del derecho hasta las ciencias sociales.

Dejar una respuesta