FISCAL SOLICITA ARCHIVAR PROCESO EN CASO
“SALVATAJE DEL BANCO WIESE”

 

20 de setiembre del 2007

Esta semana el Fiscal Retamozo solicitó archivar el proceso penal por el delito de colusión desleal iniciado en contra de Susana de la Puente y otros trece funcionarios del Ministerio de Economía por el caso "Salvataje del Wiese".

Lo cierto es que esta decisión ha sorprendido a distintos sectores de la sociedad. Y es que basta recordar los hechos acaecidos entre 1998 y 1999 para darnos cuenta de que efectivamente, en el "Salvataje del Banco Wiese" ocurrió más de un ilícito que debe ser sancionado por los tribunales peruanos.

Como se sabe, en noviembre del 2004, un juzgado abrió instrucción en el caso Wiese debido a que, en 1999, funcionarios del Estado, mediante la emisión de normas jurídicas, permitieron que el Grupo Wiese y Sudameris tenga como aval de sus deudas al Estado Peruano, impidiendo así que entre en liquidación y beneficiándose con dinero del erario público. A decir de la Fiscalía, en estos hechos hubo colusión de parte de las autoridades públicas de ese entonces, así como de algunos de los integrantes del directorio de dicho banco. Igualmente, en agosto del 2005, un juzgado abrió instrucción contra Susana de la Puente Wiese y otros más como cómplices del delito de colusión desleal debido a los hechos ocurridos en 1999.

Así, ello resultaba prueba suficiente para formalizar instrucción penal contra estas personas. Sin embargo, durante estos años de proceso lo que se ha obtenido, al igual que en otros juicios en los que se juzgan casos de corrupción acontecidos durante el fujimontesinismo, son más trabas que avances.

Para muestra de un botón, en agosto del 2006, la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema de manera errada e injustificada declaró nulo todo lo actuado por la Primera Sala Penal Anticorrupción y ordenó se pase el caso a la Tercera Sala Anticorrupción. El hecho resulto evidentemente grave, porque tal causa estaba por entrar a juicio oral el 1º de diciembre del año pasado, con lo cual se produjo una importante regresión en el proceso (ver: ¿Y donde está la lucha contra la corrupción? Caso Wiese, leguleyadas y dilaciones ).

En segundo lugar, el accionar de la Fiscalía a estas alturas del proceso penal refleja la ausencia de voluntad, generalizada en todo el sistema de justicia, para continuar con los procesos anticorrupción y sancionar a aquellos que estuvieron coludidos con la dictadura de los años noventa.

En nuestra opinión, todas las circunstancias por medio de las cuales se logró beneficiar al Banco Wiese constituyen prueba suficiente de un ilícito en contra del Estado peruano y por ende amerita que se de curso al proceso penal en contra de las personas en mención que se encuentran involucradas.

Así basta recordar que la emisión del Decreto de Urgencia tenía nombre propio y que el decreto que reglamentaba esta norma nunca fue publicado. Otro hecho inusual es el que no se hayan exigido garantías patrimoniales al Banco Wiese para que puedan recibir el aval del Estado, y que todo el proceso en cuestión haya estado a la orden del día y a pedir de boca del Wiese, sin los controles necesarios.

Finalmente, debemos resaltar que, a propósito del tema, la Procuraduría Anticorrupción se ha mostrado sorprendida con la decisión del Fiscal a cargo del proceso y ha decidido pronunciarse en los próximos días. Sin duda, de ser ello así, estaremos demostrando que aun existen instituciones del estado preocupadas por evitar la impunidad en el país y comprometidas con la lucha anticorrupción.
(Natalia Torres Zúñiga)